jump to navigation

Fin de ciclo o decadencia. Elija usted. 1 octubre, 2008

Posted by lariosola in Conciencia de Defensa, Cultura de Defensa, Operaciones de Paz.
Tags: , , , , , ,
1 comment so far

Esta insidiosa crisis que está minando nuestra moral y vaciando nuestros bolsillos me recuerda las tesis de Spengler, que no deja de exponer un pesimismo cultural extremo buscando el rescate de los principios básicos de la sociedad (alemana, y occidental) con la finalidad de renovarse.

La obra de Spengler fue duramente criticada, a pesar del acertado método y propósito, sin embargo, se vislumbra la decadencia de la dominación anglosajona, que se ha trasladado a la economía (liberalismo económico) a la sociedad, y también se ha liberado al ámbito de la seguridad y defensa. La ausencia de valores, la subsistencia sobre presupuestos falsos y la degradación social y cultural son nuestras inequívocas del fin de un liderazgo global.

 Probablemente, lo más extraño de toda esta situación es que nos han hecho creer que el dinero puede generar dinero, cuando no es más que la representación de otro elemento con más valor. Solamente el trabajo producido por el hombre, física o intelectualmente, tiene la capacidad de generar riqueza, de aportar valor añadido a otros elementos.

 En conjunto, esta filosofía liberal ha impregnado los asuntos de seguridad, y más en concreto, el de las operaciones militares en las que hemos ido construyendo un mundo de actividades intangibles (cooperación cívico-militar, operaciones de información, etc.) que no aportan valor por si mismas, sino en función de otros factores o variables, representadas con carácter general por las unidades terrestres, navales y aéreas con capacidad efectiva de aplicar la violencia.

 Creo que es importante reflexionar acerca del equilibrio entre lo tangible y lo intangible, sin desdeñar ninguno, pero conservando una difícil ponderación, una exquisita armonía. También deberíamos reflexionar si convendría continuar con el engaño con el típico “hacer más, con menos”, porque algún día daremos con nuestros huesos en el suelo, ya que existen unos mínimos que si no se alcanzan, no se genera la masa crítica necesaria para lograr los efectos deseados.

Esto lo han comprendido los americanos en Irak, contra la opinión desacertada de Rumsfeld; quizás, como corolario de las palabras de la Ministra Chacón en el Senado del pasado 30 de septiembre, acertadamente dirigida hacia un enfoque integral de la seguridad, convendría despejar la eterna duda sobre la peligrosidad de las misiones en el exterior, y la presencia de MLV Iveco y RG-31 son una muestra de ello.

 Confiamos en que la nueva Directiva de Defensa Nacional se aporten elementos relevantes en cuanto a la perspectiva sistémica:

“…se pretende hacer una aproximación integral a la seguridad y defensa en la que la acción única del Estado sea sinónimo de la implicación del Gobierno en su conjunto en la defensa de nuestros intereses y valores, así como la confluencia de instrumentos civiles y militares, públicos y privados.”

 Lo triste es que este enfoque puede quedar sustancialmente recortado por los previstos recortes del presupuesto de Defensa.

 “Más, con menos”. Triste futuro.

Anuncios

MRAP,s más pequeños. 22 septiembre, 2008

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , , , ,
1 comment so far

 

Me hago eco de los comentarios de “El Alijar” que apoya e impulsa que las FAS españolas sean dotadas con vehículos de alta protección, del tipo MRAP, fundamentalmente para su empleo en zonas de conflicto. Que hoy por hoy, lo son todas en las que hay FAS españolas desplegadas en el exterior.

 En este debate intelectual sobre su necesidad, por fin parece haber sido superado, y si no a las pruebas nos remitimos, ya que la compra y puesta en condiciones de ser enviados a zonas de conflicto se ha desarrollado con la máxima prioridad por parte del Ministerio de Defensa, conforme al marco legal español y las disponibilidades de vehículos en el mercado. Otros pueden opinar acerca del vehículo adquirido y los plazos para su puesta en estado de ser enviado a zona de operaciones, sin embargo, parecen olvidar que este mercado es complejo, reducido y los contratos (nos guste o no) deben ser resueltos conforme a Ley. Las compras tipo “vamos al kiosco a …”, las dejamos para los caramelos.

 Ahora que parece que estamos en situación de resolver un asunto pendiente, cabe reconsiderar, si en futuro a medio plazo, no conviene dotarse de MRAP,s más pequeños. Considerados estos vehículos como auténticos salvadores de vidas, y si no lean cualquiera de los análisis e informes del ejército estadounidense, existen diversas opciones para alcanzar una mejora en la protección de los vehículos que emplean nuestros soldados para patrullar, proteger, escoltar, hacer presencia, etc, etc.

 

Una de las opciones viene de la mano de Rafael que ha demostrado el éxito de sus blindajes y protecciones. Lo más interesante es la capacidad de adaptarse a cualquier vehículo. Todos sabemos del compromiso entre protección y movilidad, sin embargo, es posible conjugar sistemas de protección activa y pasiva, o combinaciones híbridas, que permita dotar a vehículos más pequeños de una mejorar sustancial de la protección, sin reducir sus capacidades. Nunca será una solución definitiva, ni tendrá las posibilidades de un MRAP concebido como tal, sino una opción de cubrir unas necesidades.

 Los actuales MRAP,s son grandes y pesados. La opción de conseguir un MRAP más pequeño estriba en cubrir las necesidades de las propias unidades desplegadas. Más manejables, más fáciles de transportar y menos personal en cada vehículo. En realidad, se habla de reducir su peso en dos toneladas por cada 18-20 Tm inciiales, con una clara mejora del rendimiento del motor, aire acondicionado, sistemas de comunicaciones, y sobre todo, completar la mejora de la protección de la tripulación, con una mejora sustancial en movilidad.

 Los esfuerzos estadounidenses al respecto son indiscutibles. En el último contrato de más de 15.000 vehículos tipo MRAP, se incluye 133 vehículos para pruebas balísticas, es decir, para romper y estudiar. 133 vehículos es un tercio de los que comprará España para sus fuerzas desplegadas en el exterior. Cabe considerar que sus estudios y análisis, al margen de intereses comerciales, estarán fundamentados, como lo están los del Ejército de Sudáfrica en el empleo del RG-31.

 Convendría pedirles la opinión.

Reflexionando sobre los MRAP,s 5 septiembre, 2008

Posted by lariosola in Actores no estatales, Conciencia de Defensa, Cultura de Defensa, Operaciones de Paz.
Tags: , , , , , , , , ,
add a comment

El reciente comunicado de la Ministra de Defensa de España que los primeros MRAP del modelo MLV de IVECO serán desplegados en las zonas de conflicto donde operan las fuerzas españolas, nos permite hacer una reflexión al hilo del fallecimiento de 10 soldados franceses en una emboscada el pasado 18 de agosto. De cualquier forma, bienvenidos sean.

 En esta época del año se suele degradar la situación en Afganistán, entramos en “temporada alta“, y creo sinceramente, que los tiempos en que las operaciones de paz en el exterior eran fáciles, se han terminado.

 Enviar militares al exterior comporta riesgos, que es necesario asumir. Cuando una nación recibe los féretros de sus caídos, es en ese momento, en el que la nación debe tomar conciencia de los riesgos a los que se enfrenta.

 La guerra contra una insurgencia armada, la guerra contra guerrillas es probablemente la más difícil. Lo era en el pasado siglo XX y en el XIX, más aún hoy, que las operaciones de información permiten difundir a todo el mundo noticias, que perjudican seriamente la labor de nuestras fuerzas.

 La guerra contra una insurgencia optimiza todo el potencial existente: movilidad y protección de los vehículos, capacidad de observación e inteligencia, cooperación activa con las fuerzas militares y de seguridad indígenas, etc. Aún así, la amenaza de un zarpazo en paises tan lejanos no parece afectar a la conciencia de nuestra propia seguridad, y es que hoy, la seguridad de nuestro país, se juega allí: Afganistán, Líbano, Chad, etc.

 La estrategia para poder salir de estas zonas de conflicto no es sólo militar, exige un enfoque completo e integral, con una componente política general muy amplia. Sin embargo, ahora que hemos recordado como se lucha contra una insurgencia, convienen no olvidar las imágenes que hemos visto de Georgia.

 Ante el temor de un péndulo, en el que las FAS nacionales tiendan a dotar de material, exclusivamente útil en “operaciones de paz“, es necesario recordar como las unidades y tanques rusos han tomando Georgia. Un ejército adiestrado en combates convencionales es capaz de adaptarse rápidamente a un ambiente irregular, al contrario, sólo encontraremos fracaso.

 El fracaso del ejército israelí en el verano del 2006, al no alcanzar los objetivos que se habían propuesto en su enfrentamiento militar con Hezbolá, se debió al largo período dedicado a la lucha contrainsurgente. Hezbolá, pese a la extendida definición como guerra híbrida, aplicó tácticas elementales de infantería, ágiles, pero imprecisas, empleando ametralladoras, morteros y misiles contracarro.

 El Reino Unido promovió un ejército policial imperial, tras la Primera Guerra Mundial. En 1940, fue derrotado conjuntamente con los franceses ante el impulso alemán. Hoy día, partes sustanciales de las fuerzas armadas, como puede ser la capacidad de defensa aérea, la artillería de costa o de campaña convencional, se cuestionan en pleno enfrentamiento con las operaciones cívico-militares, las operaciones de información o la elegancia de los medios UAV e ISTAR en combate.

 Conviene no olvidar que los combates son y serán, de polvo, grasa y barro. Es una maldición deleznable, pero es la nuestra.

No lo olvidemos.

Mercado blanco, mercado negro, mercado gris … 24 junio, 2008

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , ,
11 comments

El mercado de la industria de defensa se ha exihibido sin complejo en el Eurosatory-2008, y no deja de ser un buen termometro, no sólo del tejido industrial europeo y del exterior; sino de como están los asuntos de seguridad en el mundo.

La industria de defensa, aunque sea pública, tiende a estar más atenta a las tendencias de los países con “posibles” para modernizar o actualizar sus fuerzas armadas,

En este conjunto de tendencias internacionales, me gustaría destacar:

  1. Todo lo relacionado con C4ISTAR (incluyendo inteligencia de imagenes, guerra electronica, sistemas de informacion semi-inteligentes, etc.)
  2. Las necesidades derivadas de la protección del territorio nacional frente a acciones terroristas, que ha desarrollado ampliamente nuevos sistemas de sensores de identificacion de personas y objetos; material policial y de seguridad activa; etc.
  3. Las necesidades de las “operaciones de paz” que incluye desde los combates contra adversarios asimetricos, en zonas urbanas, ante actores o milicias no estatales, con el empleo de tácticas terroristas e insurgentes. Estas necesidades incluyen sistemas de proteccion activa del personal, de los vehículos y de las infraestructuras.
  4. La necesidad de que las operaciones sean multinacionales, exige una mejora en las capacidades de interoperabilidad, lo que redunda en sistemas de mando  y control capaces de hacerse entender entre ellos, tarea no siempre fácil.
  5. Un área en plena expansion es el de la revisión de los conceptos de movilidad y protección en relacion con los vehículos tácticos y logísticos de las fuerzas terrestres. La reciente publicacion de la compra del MRAP RG-31 por parte de España no deja de ser una excelente noticia.

Sobre todo para los que están en “zona”.

Calentando el ambiente 18 junio, 2008

Posted by lariosola in Conciencia de Defensa, Cultura de Defensa, Operaciones de Paz.
Tags: , , , ,
2 comments

 

Si ahora el ambiente está caliente con la “no” llegada de los MRAP a las fuerzas españolas desplegadas en zonas de conflicto (Afganistan, Libano y Balcanes, por orden de peligrosidad), no quiero ni pensar el día que discutamos la necesidad de emeplar fuentes de energía alternativa a los derivados del petroleo para nuestros vehículos de combate.

En el pasado, muchos motores presumían de ser policarburantes, que no significa que den las mismas prestaciones con un abanico de cuatro o cinco variedades comerciales (derivadas del petroleo). En el pasado, la necesidad de disponer de motores poliarburantes se debería a la incertidumbre del combate, y a la necesidad de aprovisionarse de combustibles de distinta calidad en diferentes momentos de la guerra u operacion militar. Esto no significa que cada 300 kilometros se puediera cambiar alegremente de combustible, ya que siempre exige ciertos ajustes técnicos, y en ocasiones más de un disgusto en el mantenimiento de la operaividad de los vehículos.

Finalmente, algún día discutiremos la necesidad de motores más eficientes, y ajustados al precio del barril de “brent”. Pero hoy no toca, aunque si que preocupa en Washington.

Lo que sorprende por interesante es la noticia de El Confidencial Digital, en la que informa que existe un informe anónimo remitido al Ministerio de Defensa español, y firmado por el ““Grupo por la seguridad de las tropas españolas en misiones de paz”, en el que se alerta sobre los riesgos que asumen las fuerzas militares, incluidas las españolas, en zonas de conflicto.

Antes de hablar sobre los MRAP,s y el sexo de los ángeles, conviene echarle un vistazo a este video, para poder hablar con cierto sentido de propiedad.  

Sin haber leido el informe, y ante la necesidad de mejorar el material y los vehículos que disponen las FAS en Libano y Afganistan, principalmente, se debe tener en cuenta que los vehículos de alta protección (MRAP) NO SON LA SOLUCIÓN, ahora bien, es una solución. Y me explico.

¡Ojalá el conflicto fuera único y previsible! Pero no lo es.

El adversario, el insurgente desestabilizador o “spoiler” empleará los medios que tenga a su disposición para alcanzar sus objetivos. Entre estos medios se encuentran aquellos de caracter violento que buscan la muerte de la poblacion civil, de las fuerzas multinacinales desplegadas u otros (contratistas civiles, periodistas, etc.).

Con respecto a la fuerza militar, no hay ningún vehículo que sea 100% fiable y útil en todas las situaciones. La demostración de esta afirmación está en Estados Unidos, que disponiendo de una extraordinaria maquinaria militar, ha tenido que recurrir con caracter de urgencia a la compra de MRAP,s para sus unidades.

La compra por parte de España de MRAP,s es necesaria, aunque esta medida no será suficiente para asegurar el temible principio de “bajas cero”. El adversario, que siempre lo hay, encontrará modos y formas de infringirnos bajas. Será a pie, en zonas con multitudes, en zonas sin asfalto o desde las alturas; incluso, con suicidas. Evidentemente, este tipo de vehículo reduce el núemro total de bajas y reduce la gravedad de las heridas provocadas.

Finalmente, la solución pasa por una nueva generación de vehículos, que superen los actuales modelos 6×6 y 8×8. ¿Por qué? Pues, porque estos vehiculos se han diseñado o adaptado de otros que no concebían el ataque a muy corta distancia, y donde el impacto de las minas era reducido mediante sistemas de apertura de brechas. En realidad, los ejércitos están mejor dotados para hacer frente a un enemigo similar o convencional. Cada país con sus características y limitaciones.

Si lo que pretendemos es hacer frente al modo cómo ha evolucionado la amenaza, debemos plantear soluciones de compromiso ahora (por ejemplo, la compra de MRAP,s, inhibidores, micro y mini UAV,s, equipo de protección del soldado, etc.) y debemos iniciar los estudios para que en el menor plazo de tiempo posible podamos dotarnos de las capacidades que nos permitan mejor defender los intereses españoles.

Estos estudios, sin que partan de cero, debe contemplar dos cosas: la 2ª Guerra Fría que se desarrollará en los próximos 25 años con algún país continente (China, India, ¿Rusia de nuevo?) y afrontar la amenaza de paises o grupos armados de menor entidad, pero firme resolución. Esta polivalencia es dificil de obtener.  Por eso, hay que estudiarlo de forma que comprometiendo a la Industria de Defensa podamos alcanzar o salvaguardar los intereses vitales de la nación.

Cualquier otro posicionamiento, sin carecer de razón y fundamentos, no podrá hacer frente a los conflictos de las próximas décadas, y ya me gustaría a mi hablar de cientos de años como los estrategas chinos, pero culturalmente nuestra visión es más cercana.