jump to navigation

Reservistas en la UME. 26 diciembre, 2007

Posted by lariosola in Conciencia de Defensa, Cultura de Defensa, Operaciones de Paz.
Tags: , ,
1 comment so far

ume_1.png 

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se autoriza al Ministro de Defensa a incorporar 64 reservistas voluntarios para prestar servicio en la Unidad Militar de Emergencias durante el año 2008 de acuerdo con la siguiente distribución:

Campaña de Grandes Nevadas e inundaciones:

  • Diecisiete Médicos Oficiales.
  • Diez Enfermeros Oficiales.
  • Periodo máximo de activación de cinco meses.

Campaña Contra Incendios:

  • Diecisiete Médicos Oficiales.
  • Diez Enfermeros Oficiales.
  • Un Farmacéutico Oficial.
  • Un Veterinario Oficial.
  • Cinco Psicólogos Oficiales.
  • Periodo máximo de activación de cuatro meses.

Creación de Compañías de Riesgos Tecnológicos:

  • Un Biólogo ó Bioquímico Oficial.
  • Un Químico ó Ingeniero Químico Oficial.
  • Un Licenciado en Ciencias Ambientales Oficial.
  • Período máximo de activación de dos meses.

La Ley 39/2007 de la Carrera Militar refuerza la figura del reservista voluntario, que mediante autorizacion del Ministro de Defensa puede aprobar el despliegue en misiones en el extranjero.

El reservista voluntario es un recurso que la sociedad pone a disposición de la Defensa Nacional, y que su participación activa en misiones internacionales de paz, contribuye a mejorar los niveles de conciencia social para con la Defensa.

La materializiación de la contribución de reservistas voluntarios a la operaciones en las que interviene España debería hacerse según un modelo de similares características a las que rigen en los paises de nuestro entorno; que tomando ventaja de las cualificaciones profesionales de los voluntarios, así como de su capacidad de comunicarse e integrarse en las unidades militares, podría colaborar activamente en diferentes operaciones.

Es deseable que se organice su contribución.

Razones para externalización en las Fuerzas Armadas 5 noviembre, 2007

Posted by lariosola in Conciencia de Defensa, Empresas de Servicios Militares (ESEMIL).
Tags: ,
1 comment so far

outsourcing_0.jpg

Podríamos llegar a un principio inicial de acuerdo, si consideramos que la externalización consiste en una transferencia o traspaso de actividades que estábamos realizando, para que las ejecute una empresa.

Por tanto, podríamos matizar la definición de externalización en el sentido de que es una transferencia o traspaso a una empresa civil de actividades NO ESENCIALES que antes realizaban las fuerzas armadas.

Así, un concepto que podría inducir a confusión sería el de privatización de una cierta actividad, pero en este caso, implica la transferencia total de la competencia, responsabilidad e incluso de la propiedad, de todo lo relacionado con la actividad.

Por otro lado, estaría el concepto de subcontratación, pero en este caso, lo diferenciaríamos de la externalización en que este tipo de contratos trata únicamente de complementar una carencia, con limitación en tiempo y en volumen de actividades.

2_outsourcing_clip_image002.jpg

Finalmente, podríamos definir la externalización como ” la transferencia o traspaso a una empresa civil de actividades no esenciales que antes realizaban las FAS., sin pérdida de la titularidad”. En el año 1997, ya se expresaba en los Criterios de planeamiento de la Directiva de Defensa Militar, ya resultaba necesario promover la participación de empresas civiles en las actividades de sostenimiento no estratégicas que resulten rentables, con objeto de descargar a las FAS del máximo posible de cometidos, no estrictamente operativos, a fin de compensar la reducción de efectivos.

En este sentido, un resumen de las razones por las cuales los ejércitos occidentales externalizan sus actividades son:

  • La profesionalización, que unida a la teoría de que se debe cambiar cantidad por calidad, ha reducido el número de efectivos de las FAS, con la consiguiente imposibilidad de seguir atendiendo a todos los campos que antes se hacía, y debiendo concentrar los esfuerzos en el núcleo principal de la actividad, o al menos, en lo que hasta ahora se considera así, que son las unidades operativas. Esta carencia de un recurso tan esencial obliga a buscar fórmulas alternativas e imaginativas para optimizar el personal operativo.
  • La no renovación del personal civil que realiza, principalmente, funciones logísticas, lo que hace que el envejecimiento y la jubilación de dicho personal se haya convertido en una vulnerabilidad a la que se debe buscar solución.
  • Los rápidos avances tecnológicos, que hacen casi imposible que se pueda mantener el ritmo y nivel de conocimientos necesario en muchas áreas y materiales, especialmente en mantenimiento, aún cuando se hiciese una gran inversión en formación, con el alto coste que ello conlleva, tanto en personal como en recursos materiales y tiempo, lo que, adicionalmente, incide en agravar las carencias de personal.
  • Razones sociológicas como es la necesidad de que la sociedad civil se imbuya de la conveniencia de colaborar en la Defensa.
  • Exigencias de una sociedad moderna, que pide que los recursos que pone a disposición de las FAS se gestionen con eficacia y eficiencia.
  • Razones económico-estratégicas, como podría ser la conveniencia de favorecer el desarrollo de las empresas civiles.
  • Necesidad de optimizar la gestión de algún aspecto, como podría ser la gestión de stocks, gestión de flotas, etc.
  • Por último, la cobertura de alguna carencia en capacidades logísticas.

Con estos parámetros, la aproximacion entre empresas civiles y fuerzas armadas es cada vez más intensa, por ello, la suerte de unas (fuerzas armadas) está ligada a la de las empresas que las apoyan, y en definitiva a toda la sociedad.

Soldados desconocidos. 18 octubre, 2007

Posted by lariosola in General.
Tags: , ,
add a comment

Aquí yacen mis lagrimas, lamentos y rabias, .. mis congojas;

mis agonías, zozobras, inquietudes, anhelos y fatigas;

aquí descansan mis amarguras,

cuitas y quebrantos.

El desmayo tras el gozo, la pesadumbe tras el entusiasmo.

Como soldados lucharon, como valientes bregaron;

cuan hombre buenos, sucumbieron.

Los tiempos, sus nombres borraron.

Mi silencio, mi respeto, mi deseo: ¡¡ Suerte, compañeros!!.

Traigo al recuerdo la poesía de  Azarás H. Pallais (1884-1954) 

              HERIDOS

He visto a los heridos:
¡Qué horribles son los trapos manchados de sangre!
Y los hombres que se quejan mucho;
y los que se quejan poco;
y los que no han dejado de quejarse!
Y las bocas retorcidas de dolor;
y los dientes aferrados;
y aquel muchacho loco que se ha mordido la lengua
y la lleva de fuera, morada, como si lo hubieran ahorcado!

Mi cariño y mi respeto.