jump to navigation

MRAP,s más pequeños. 22 septiembre, 2008

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , , , ,
1 comment so far

 

Me hago eco de los comentarios de “El Alijar” que apoya e impulsa que las FAS españolas sean dotadas con vehículos de alta protección, del tipo MRAP, fundamentalmente para su empleo en zonas de conflicto. Que hoy por hoy, lo son todas en las que hay FAS españolas desplegadas en el exterior.

 En este debate intelectual sobre su necesidad, por fin parece haber sido superado, y si no a las pruebas nos remitimos, ya que la compra y puesta en condiciones de ser enviados a zonas de conflicto se ha desarrollado con la máxima prioridad por parte del Ministerio de Defensa, conforme al marco legal español y las disponibilidades de vehículos en el mercado. Otros pueden opinar acerca del vehículo adquirido y los plazos para su puesta en estado de ser enviado a zona de operaciones, sin embargo, parecen olvidar que este mercado es complejo, reducido y los contratos (nos guste o no) deben ser resueltos conforme a Ley. Las compras tipo “vamos al kiosco a …”, las dejamos para los caramelos.

 Ahora que parece que estamos en situación de resolver un asunto pendiente, cabe reconsiderar, si en futuro a medio plazo, no conviene dotarse de MRAP,s más pequeños. Considerados estos vehículos como auténticos salvadores de vidas, y si no lean cualquiera de los análisis e informes del ejército estadounidense, existen diversas opciones para alcanzar una mejora en la protección de los vehículos que emplean nuestros soldados para patrullar, proteger, escoltar, hacer presencia, etc, etc.

 

Una de las opciones viene de la mano de Rafael que ha demostrado el éxito de sus blindajes y protecciones. Lo más interesante es la capacidad de adaptarse a cualquier vehículo. Todos sabemos del compromiso entre protección y movilidad, sin embargo, es posible conjugar sistemas de protección activa y pasiva, o combinaciones híbridas, que permita dotar a vehículos más pequeños de una mejorar sustancial de la protección, sin reducir sus capacidades. Nunca será una solución definitiva, ni tendrá las posibilidades de un MRAP concebido como tal, sino una opción de cubrir unas necesidades.

 Los actuales MRAP,s son grandes y pesados. La opción de conseguir un MRAP más pequeño estriba en cubrir las necesidades de las propias unidades desplegadas. Más manejables, más fáciles de transportar y menos personal en cada vehículo. En realidad, se habla de reducir su peso en dos toneladas por cada 18-20 Tm inciiales, con una clara mejora del rendimiento del motor, aire acondicionado, sistemas de comunicaciones, y sobre todo, completar la mejora de la protección de la tripulación, con una mejora sustancial en movilidad.

 Los esfuerzos estadounidenses al respecto son indiscutibles. En el último contrato de más de 15.000 vehículos tipo MRAP, se incluye 133 vehículos para pruebas balísticas, es decir, para romper y estudiar. 133 vehículos es un tercio de los que comprará España para sus fuerzas desplegadas en el exterior. Cabe considerar que sus estudios y análisis, al margen de intereses comerciales, estarán fundamentados, como lo están los del Ejército de Sudáfrica en el empleo del RG-31.

 Convendría pedirles la opinión.

Anuncios

KBR sale de compras. 16 abril, 2008

Posted by lariosola in Actores no estatales, Empresas de Servicios Militares (ESEMIL).
Tags: , , ,
add a comment

 

Kellogg Brown & Root (KBR), empresa mundialmente conocida por asumir la responsabilidad de prestar apoyo logístico en Afganistan e Iraq, sale de compras.

En este caso, y con el consabido grado de confidencialidad, ha adquirido una empresa australiana especializada en el adiestramiento militar: Catalyst Interactive (CI).

KBR es investigada por contratar al pesonal (estadounidense o no) a través de paraisos fiscales en las Islas Caiman, con lo que defrauda al erario público la parte correspondiente a Seguridad Social y Seguros Médicos. La asiganción de los contratos de apoyo logístico a las Fuerzas Armadas USA ha sido ampliamente criticada, más aún, tras descubrirse que se facturaban por las comidas hechas y no servidas, lo que eludía y trasgredía el sistema de control interno americano.

La empresa adquirida, Catalyst Interactive,  tiene una fuerte presencia en el área de defensa, cooperando activamente con Northrop Grumman o, proporcionando el “Virtual Avionics Systems Trainer” para el helicoptero Tiger ARH, lo que situa a KBR en una posición inmejorable para continuar en su faceta de proporcionar servicios de instrucción y adiestramiento de acarcetr militar, especializado y de alto valor añadido.

Parece que el mercado australiano es una zona apetecible para los compradores norteamericanos, que buscan compañias con capacidades tecnológicas innovadoras y punteras para posicionarse en áreas clave, y dehecho, lo demuestran las cifras, ya que desde el año 2006 se han adquirido trece (13) empresas australianas de alta tecnología.

¿Dónde está el futuro?

Mercenarios, Guerreros del Imperio. 27 diciembre, 2007

Posted by lariosola in Actores no estatales, Empresas de Servicios Militares (ESEMIL), Seguridad Privada.
Tags: , , , , , , , , ,
2 comments

mercenarios_guerreros-del-imperio.jpg 

El periodista Danel Pereyra ha publicado un libro que se llama “Mercenarios, guerreros del imperio” en el que pretende retratar los conflictos actuales y futuros.

Hay que reconocer a un oportuista en cuanto se le ve, y este no lo es menos. En plena explosión informativa por el caso Blackwater, conviene diferenciar a los que presentando opiniones muy diversas pretenden arrojar un poco de luz sobre el tema, incluso contribuir a concienciar sobre la necesidad de regular un fenómeno que existe, y parece que no cabe otra opción que convivir con él, lo que no significa dejarse arrastrar por los deseos más íntimos de un sector, es decir, el beneficio empresarial.

Los ejércitos han empleado mercenarios a lo largo de la historia; los ejércitos han sido acompañados por civiles (hoy, contratistas) que han proporciondo aquello que los ejércitos no han podido o no han querido transportar, almacenar, reponer, etc, etc.

Lo que llama hoy la atención es, primero, la situación legal con respecto al sistema weberiano de monopolio de la violencia por parte de los estados; y lo segundo, es el dinero, el gasto, los beneficios de esta industria.

En el libro, se identifica al Imperio con los Estados Unidos, que es una potencia política mundial, nos guste o no; es una potencia militar, nos guste o no; en una organización internacional como Naciones Unidas, aporta un 25% del presupuesto regular; en los últimos 50 años, ha velado por sus intereses en Europa, y de paso, por los nuestros; nos guste o no. Su potencial económico se ha expandido, nos guste o no; y en cierta medida, marcan una líneas maestras, directrices o políticas que acaban expandiendose; nos guste o no.

Así que, si los Estados Unidos promueven la privatización de la guerra (vía economica, vía doctrina militar) acabaremos privatizando, que es bastante más que externalizar servicios periféricos de los ejércitos. Ahora, sólo cabe prstar atención a los acontecimeintos y prepararnos, desde el punto de vista jurídico, doctrinal-militar, etc. para disponer de las bases estratégicas neecsarias para afrontar lo que nos llega.

 Es interesante observar como la figura de la “empresas de servicios militares” han incrementado rápidamente su valor, y debido a las aportaciones que realizan, han visto mejorada su imagen y estima. Esto no significa que el estatus legal internacional haya cambiado significativamente, algo que se debería promover para alcanzar un acuerdo internacional, mientras los estados adaptan sus políticas nacionales conforme a intereses propios o tradición jurídica.

 Lo que parece que no entendemos, a pesar del numeroso contingente presente en Iraq y Afganistán, es que el proceso de concentración de la industria sajona es consecuencia de los sistemas actuales de concurso público pata acceder a estos contratos de servicios. Es decir, las empresas que no tienen un tamaño suficiente, ni tan siquiera pueden presentarse a un concurso que exige desarrollar actividades tan amplias, que no están al alcance de cualquiera. Por ello, las empresas pequeñas (y algunos oportunistas espabilados) acaban desempeñando actividades menores, en calidad de subcontratados. Lo que resulta un problema de control (administrativo) y de ejecución (reducción de la calidad) en algunas ocasiones. Estamos hablando de un contrato con Army de EEUU de 15 billones de dólares, que ha correspondido a tres grandes empresas: Fluor Intercontinental, DynCorp International y KBR, cada una con 5 billones de dólares, inicialmente.La presencia de la seguridad privada de carácter militar no es más que un fenómeno surgido de la necesidad. Cuando los estados, con sus ejércitos nacionales no son capaces de atender a las necesidades nacionales (incluidas las de sus empresas presentes en el exterior, organizaciones no gubernamentales, etc.) ni de las estructuras supranacionales (OTAN, Unión Europea, etc), el sector privado puede, y lo ha hecho, cubrir los espacios libres. Estono significa que lo haga de cualquier manera.

Por ello, conviene estar atentos y regular el sector a nivel nacional, porque sino es así, las circunstancias acabarán arrollándonos como el AVE de las 11,00 horas, y a 300 km/h. Por cierto, si quieren perder tiempo y dinero, aprovechen las vacaciones a leer el libro de la foto, pero ya están advertidos.

MRAP. Situándoles en su justo lugar. 22 noviembre, 2007

Posted by lariosola in Cultura de Defensa, General, Operaciones de Paz.
Tags: , , ,
2 comments

mraps.jpg

La aplicación del poder militar terrestre en los conflictos de los últimos diez años se ha realizado de forma clásica: Israel en Líbano; USA en Iraq y Afganistán, etc. La combinación de doctrina, material y personal se ha demostrado como una de las mejores ajustadas, conforme a las reglas clásicas de enfrentamiento, el combate entre ejércitos regulares.

Este enfrentamiento se basa en que la derrota militar conduce a la derrota política, y la sumisión del pueblo “derrotado” ante los ejércitos victoriosos. Sin embargo, hemos aprendido que esto no tiene porque ser así, nunca más. Una guerra rápida, sobre vehículos, con medios proyectados con carácter expedicionario no se ajusta a un adversario que no reconocerá su derrota “militar”, que usa el tiempo a su favor, que emplea el terreno (urbano) para protegerse y operar.

Transcurridos 35 años de Vietnam, los estadounidenses se ven enganchados en otra guerra irregular. Si alguien piensa que esto no afectará, o que no afecta, a la organización y medios de los ejércitos del resto del mundo, es que no vive en este planeta.

Un lugar para los Vehículos de Alta Protección

De forma inmediata los ejércitos desplegados en Afganistán, Iraq y Líbano están adquiriendo este tipo de vehículos para hacer frente a las tácticas insurgentes de castigar a las fuerzas militares con explosiones de alta potencia a corta distancia de los vehículos, preferiblemente sobre las zonas menos protegidas, con la finalidad de causar el mayor daño posible con el menor riesgo para los adversarios. Como consecuencia de ello, la industria ha concebido un vehículo (más bien ha adaptado) que levanta a los ocupantes del suelo, los protege y permite desviar el foco de la explosión con una barcaza en “V”.

Esta lucha es similar a la batalla proyectil-coraza, que nos ha enseñado que se acaba concibiendo sistemas alternativos de ataque que hacen imposible la defensa 360º y la operatividad del vehículo. Los nuevos MRAP,s que incorporaremos a los estadillos, nos hace pensar si son el futuro, o más bien un remedio rápido, aunque efectivo; más aún si los contamos en vida humanas salvadas.

Si la política de “bajas cero” se va abandonando, con cierto pesar, de los discursos oportunistas que difunde la idea que las operaciones de “paz” están exentas de riesgos; también es cierto, que las sociedades no admiten un elevado número de bajas como sucedía en la 2ª Guerra Mundial. Por ello, la administracion civil y militar están atentas al clamor en la calle acerca de los medios de protección que dispone la fuerza, más aún si la operación es “de paz”.

Si en el verano fueron los inhibidores, y en el otoño los MRAP,s, se observa que existe una actitud reactiva, y esto no es bueno. El ideal es que las Fuerzas Armadas hubieran previsto, a través de sus órganos de investigación sobre el combate, las tendencias y evolución de la amenaza. Y en mayor o menor medida se acometiera un plan que proporcionará los medios adecuados a las unidades militares desplegadas. Esto en España no ha sucedido, y si ha sucedido, ha sucumbido bajo el peso presupuestario de carros de combate, cazas de ultima generación y submarinos ultramodernos.

Lo cierto, es que el debate sobre una nueva plataforma de combate terrestre se ha demorado más de lo debido, y deberiamos pensar más allá de un transporte de tropas más o menos sofisticado o armado . La llegada de los MRAP,s (conforme l ritmo de construcción y entrega de la industria) nos dejará la duda, si estamos abocadoa a un combate urbano, más o menos estático, ligado a la corta distancia, sobre autenticas “torres de asalto” con ruedas. ¿Qué haremos con los MRAP,s cuando el adversario sea derrotado?. En escenarios más permisivos, este tipo de plataforma puede parecer excesivo, así que habrá que explorar otras opciones.

En operaciones contra fuerzas insurgentes, la victoria está en ganarse a la población. Objetivo complejo, y planteado siempre a medio-largo plazo. Cuando los grupos insurgentes carecen de base donde reclutar, ocultarse, apoyos para sus operaciones (inteligencia, soporte logístico o medios de comunicación afines), en este caso, han sido derrotado, y es una cuestión de tiempo que languidezcan. Ahora bien, el MRAP (y el temor a las bajas) distancia a la fuerza de la población, por ello, se debe potenciar otras acciones de información pública, psicologicas y de cooperación civico-militar que mitigen esa separación. Esto no está exento de peligro.

La doctrina estadounidense en Iraq promueve el contacto entre soldado y ciudadano en la zoan del conflicto. Este contacto puede resultarnos más familiar o cómodo a los españoles, ya que tenemos un carácter más abierto; sin embargo, se debe comprender que un acercamiento cultural no debe ser excusa para relajar las medidas de seguridad y autopretección; asunto siempre dificil de conciliar.

Las relaciones personal proporcionan dos elementos básicos: inteligencia y confianza. Sin ir de “pardillos”, se obtienen buenos resultados a largo plazo, aunque el consejo más extendido es el de “mano de hierro en guante de seda”, y esto si que es posible con las nuevas plataforma tipo MRAP,s.

Finalmente, conseguiremos cumplir la misión con el menor número posible de bajas, que nadie en su sano juicio apoyaría un mayor desgaste del pesonal de forma absolutamente alegre y gratuita. El hombre sigue siendo el arma de combate más escasa, mejor adaptable y más inteligente, y como tal, hay que cuidarla y emplearla.

Lo que no tengo tan claro, es si los MRAP,s promoverán una presencia más activa en la zonas de operaciones actuales. Más bien considero, que las auto-limitaciones gubernamentales para sostener un esfuerzo en el exterior de forma continuada, se mantendrán en el futuro, porque enmarcan facilmente el esfuerzo (en unidades y económico) que se está dispuesto a desarrollar en aras de la paz y estabilidad del mundo.

Finalmente, la plataforma MRAP,s no parece que vaya a sobrevivir a los conflictos de los próximos 5-10 años, porque las insurgencias cabrán cambiando de procedimentos operativos, y se observarán las auténticas cargas que supone el MRAP: carencia de un estudio acerca del ciclo de vida logístico, poco maniobrabilidad, incapcidad de adaptar sistemas de armas adecuados, etc.

El futuro

No estamos seguros que el enemigo de hoy será el enemigo de mañana, y no se deben renunciar a las capacidades militares que pemiten afrontar enemigo en todo tipo d eterreno, y todo tiempo; asumiendo la complejidad actuald e las operaciones. En el futuro esto no mejorará.

En el futuro, España continuará estando presente en la operaciones en las que se impliquen sus aliados: Unión Europea y OTAN. Posiblemente, contribuiremos con otras organizaciones internacionales (ONU, principalmente) y con Coaliaciones constituidas ad-hoc; pero, España mantendrá un perfil adecuado a su posición relativa internacional.

En este sentido debemos mantener un exquisito equilibrio en cuanto a las capacidades de nuestras fuerzas armadas para responder a todas las exigencias que la sociedad española demanda; y esto no resultará facil con un presupuesto de defensa bastante ajustado. Ahora bien, con recursos tan exquisitos debemos definir exactamente cual será nuestro nivel de compromiso, y ante todo, evitar que la coyuntura actual con conduzca a un fracaso operacional y el colapso económico de la Defensa a largo plazo.

No es nada fácil.

Nuevos MRAP,s en Camp Liberty (antes, Camp Victory, Bagdad) 7 noviembre, 2007

Posted by lariosola in Cultura de Defensa, Empresas de Servicios Militares (ESEMIL), Operaciones de Paz.
Tags: , , , ,
2 comments

Mientras en España esperamos con anhelo el primer grupo ed MRAP,s. en Iraq están recibiendo la segunda generación, como se puede ver en este enlace, y en el video de un MRAP en Camp Liberty, con comentarios.

Los MRAP,s basicamente con caminones blindados o acorazados, que se diseña con la panza del vehículo en “V” (entre otras características) para que las explosiones de las bombas o minas enterradas causen el menor impacto posible en el personal ocupante. Su diseño puede incluir blindajes especiales, incluso reactivos al impacto de un RPG. Como se construye sobre la base de un “caminón” la instrucción del conductor, de operador del sistema de armas y de los tripulantes se puede completar satisfactriamente en dos semanas.

En España, tras el anuncio del Ministerio de Defensa de adquirir vehículos MRAP,s debemos hacer una serie de reflexiones.Los vehículos de transporte de personal, ligeros y parcialmente protegidos no es el tipo de vehículo adecuado para patrullar en zonas de conflicto donde existe un alto riesgo de recibir ataques por parte de insurgentes o grupos desestabilizadores (spoilers) que están en contra del proceso que se desarrolla o de la presencia de fuerzas de otros países. Los ataques que hoy conocemos con artefactos improvisados (IED,s) emplean la munición o explosivos disponibles (en este caso munición de artillería, cohetes y minas, entre otros), y los colocan en lugares donde son efectivos contra los vehículos, y en ocasiones, sin tener en cuenta las bajas no deseadas; esas que continuamente se investigan en el caso de incidentes en los que intervienen de fuerzas armadas profesionales.

Las fuerzas armadas españolas en el exterior han recibido cuatro ataques con minas en el último año y medio, y han matado a 11 de los nuestros (incluido un traductor que colaboraba con nosotros). Así que el MINISDEF ha decidido la compra del MRAP,s de Clase I y Clase II, que sustituirán en zonas de conflicto a los vehículos ligeros existentes: Rebeco, Anibal. Se puede leer la nota de prensa del Ministerio, aquí.

Los 321 millones de euros nos proporcionarán 575 vehículos en el periodo 2007-2013, y se busca el apoyo de la industria nacional, aunque el plan de coche con 40 vehículos (14.4 millones €), serán recibidoS antes de que termine el 2008, y que se comprarán directamente al exterior, aunque cabe recibir retornos adecuados para la industria de defensa nacional.

A continuación se abrirá un concurso internacional para adquirir, antes del 2009, 220 vehículos que serán desplegados en Afganistán y Líbano:

  1. MRAP. Clase I. Tripulacion de 4-5 personas. 100 unidades
  2. MRAP. Clase II. Tripulación de 8-10 personas. 120 unidades

A continuación, se abre una segunda fase (hasta el 2013) donde se comprarán 275 MRAP,s Clase I, y 80 MRAP,s clase II. Para completar las necesidades previstas, aunque los plazos de tiempo hacen pensar que sufrirá más de una variación.

Los seleccionados inicialmente son:

Clase I (4-5 personas, incluida tripulación)

 

 

Panther (IVECO)

panther_clvs_lg_iveco.jpg

 

 Dingo-2 (KMV)

dingo2_kmw.jpg

 

MOWAG’s Eagle IV (GD)

mowag_eagle_iv_w_rws_lg-_dinamarca.jpg

Clase II  (8-10 personas, incluida tripulación)

 

 

RG-31 BAE/GD

rg-31_nyala_iraq.jpg

 

 

Golan (RAFAEL)

golan_5-view_lg.jpg

Teniendo en cuenta los retornos a la industria nacional, IVECO y KMV ya tienen lazos comerciales, mediante el Vehiculo de Reconocimiento Acorazado CENTAURO y el tanque LEOPARDO-2. General Dinamiycs también tiene un extensa relación con España, fundamentalmente con el PIZARRO, MOWAG (Infantería de Marina), BMR, VEC, etc.

RAFAEL nos ha vendido el SPIKE (misil contracarro portátil y para helicópteros), y este modelo es el único con blindaje reactivo como parte integral de vehículo.

Por ahora el Panther (IVECO) ha sido elegido por Italia, Reino Unido, Bélgica y Noruega, y ha sido probado en España el año pasado; y Eagle IV (MOWAG) ha sido seleccionado por Suiza y Dinamarca. Probablemente, el vehículo que se compre inicialmente no resistirá el paso del tiempo, y la evolución de al amenaza, así que la segunda fase, seguramente se apoyará en una generación nueva de vehículos.

Este programa MRAP, que como en el caso de los norteamericanos, no deje de ser un parche y una solución rápida a una amenaza real, se complementará con un programa de sustitución del BMR y VEC, y probablemente del CENTAURO con una plataforma 8×8 sobre ruedas.

Las nuevas familias de vehículos, además de incorporar las lecciones aprendidas en operaciones, se constituyen con una barcaza (8×8 ruedas) multipropósito, y un sistema modular (aunque no intercambiable por mucho que aseguren los programas inicialmente). Este programa desarrollado de forma independiente se lleva bastante tiempo estudiando en las FAS, y en el seno de la OTAN existe el interés de constituir un programa multinacional con una plataforma similar. EL tiempo nos dirá.

Por ahora, nos conformamos con los MRAP,s que lleguen. Nuestras tropas lo agradecerán.