jump to navigation

Lecturas del ataque en Kabul 19 enero, 2010

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , , , ,
2 comments

El ataque talibán de ayer en Kabul nos deja entre perplejos y preocupados.

Pese al continuo esfuerzo de inteligencia que había identificado un posible ataque masivo en la ciudad de Kabul, este no ha podido ser evitado. 6 suicidas, varios vehículos cargados con explosivos y el combate de hasta veinte insurgentes por las calles y cercanías del Hotel Serena pone de manifiesto una sola cosa: la capacidad de actuar.

Probablemente, el objeto se aleja de la ocupación de edificios gubernamentales. En este caso, además del caos creado por los suicidas auto inmolados, había e contar con un numero grupo de milicianos que estuvieran en condiciones de controlar los edificios y parte de sus accesos. No, no buscaban capturar edificios gubernamentales. ¿Qué podrían querer?

Una acción de estas características debe tener un alcance mayor, ya que su importancia y notoriedad no sobreviven más que como “los videos más vistos en las últimas 48 horas en Youtube”, gracias a la cobertura de la CNN, entre otras agencias y televisiones.

El esfuerzo de coordinación, la notoriedad de la acción buscando la Presidencia del gobierno, centros comerciales y bancos de importancia, debe tener otra lectura. Quizás debamos mirar hacia lo que pasa en el interior de Afganistán, y lo que sucederá fuera, en breve.


En Kabul, se han rechazado en el parlamento afgano varias propuestas de gobierno del Presidente Karzai, que como todos recordamos ha ganado unas elecciones amañadas hasta el punto de que el líder de la oposición decidió retirarse, una vez se le reconoció la certeza de sus acusaciones. Por lo tanto, este ataque significa que Karzai podría tambalearse en su intención de gobernar y mostrar un Afganistan, parcialmente demócrata, dialogante, respetuoso con las minorías y, mas o menos, respetado y duradero. Este ataque niega cualquiera de las anteriores.
Fuera de Kabul, hay que irse a Londres, donde en un par de semanas se celebrara la London Conference, en la que coorganizada por el Reino Unido, Afganistán y Naciones Unidas, tiene el propósito de conciliar el aumento de tropas occidentales en Afganistán con un incremento de esfuerzo político multinacional, focalizado en que las 43 naciones presentes en la zona, redobles sus esfuerzos para apoyar el desarrollo del gobierno afgano.
Por lo tanto, cuando ministros y representantes se sienten en Londres, aunque tengan como objetivo común las estabilidad de Afganistán, muchos se preguntaran si con el ataque de ayer, puede decirse que es más seguro, por el atrevimiento de la acción en pleno Kabul, resta como poco, credibilidad; aunque, militarmente haya sido una escaramuza menor, su repercusión no lo es tanto.
Aquí es donde hay que buscar el verdadero propósito.

Anuncios

La vara de medir. 13 enero, 2010

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , , ,
1 comment so far

2009 cierra con el triste honor de convertirse en el año que más civiles han muerto en Afganistan. Si el 2008, se despachaba con 2,118 civiles muertos; en 2009, se ha alcanzado la cifra de 2,412.

La Misión de Naciones Unidas en Afganistán  (UNAMA) reconoce que la mayoría fueron asesinados por las milicias Talibán, como consecuencia de la intensificación y extensión del conflicto, lo que afecta negativamente a todos los civiles, con independencia de su edad, sexo o afiliación religiosa o política.

La vara de medir en los países democráticos occidentales tiene una tendencia inusitada a crecer o disminuir conforme a consignas o complejos, que nos atormentan en lo más profundo de nuestra mentalidad. Mas allá de la orientación política de cada cual, parece que subyace el eterno deseo de denostar a las fuerzas policiales y militares de los estados que ejercen un control democrático de las mismas. Es una necesidad de magnificar los excesos, que los hay, de los instrumentos nacionales de ejercer la policía y la seguridad, mientras que se omiten las consecuencias, los muertos de otros, sean libertadores, milicianos, insurgentes o terroristas.

No es mi deseo que los partidos políticos, sus cocinas y otras organizaciones salgan a la calle y se rasguen las vestiduras, por unos muertos, que yo creo que todos lamentamos. No es mi deseo tapar unos muertos, con un “ y tú más”, porque no tiene sentido. Pero lo que si que deseo es que si las fuerzas policiales y militares están sujetas a un control político democrático, más o menos afinados, comprendamos y así lo hagamos llegar a todos los ciudadanos, que las consecuencias de la violencia, en territorio patrio o extraño, son terribles, y habitualmente indeseables.

Los Talibán han matado a 1681 personas el año pasado durante el curso de sus acciones y ataques. Las fuerzas internacionales de ISAF han causado 596 muertes el año pasado. Si bien, estas 600 muertes no son deseadas, cabe reconocer el esfuerzo de la Coalición de minimizar las consecuencias más negativas de la misión de seguridad en Afganistán.

No se debe bajar la guardia, y respaldar el extraordinario esfuerzo que 150, 000 soldados están haciendo a diario en tierras tan lejanas como inhóspitas.

 Que el 2010 no supere este triste record.

Los malabarismos estratégicos de Obama. 8 diciembre, 2009

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , ,
add a comment

La semana pasada el Presidente Obama hizo una apuesta propia de un “hombre de estado”. La determinación de enviar 30.000 soldados a Afganistán no ha sido una sorpresa “estratégica”, aunque quizás muchos que se dicen de izquierdas se han quedado sorprendidos por la talla del reciente premio Nobel.

Como cabía esperar, los medios prácticamente se han concentrado en la magia de los números: 30,000 estadounidenses más; a los que hay que añadir 10.000 que les reclama a los países pertenecientes a la OTAN y a otros países que contribuyen con fuerzas. Finalmente, los medios se enfangaron en un juego de cifras, que ante los análisis previos quedan relativamente pobres.

¿Qué ha cambiado? ¿Por qué este juego de malabarismos? La contestación es simple: hay un cambio de estrategia, un cambio significativo; radical, si cabe.

Desde diciembre de 2009, existe una estrategia de salida definida de Afganistán. Para alcanzar este estado, es preciso enfocar el problema de forma más amplia. En primer lugar, Pakistán se convierte en un actor relevante e imprescindible en el control de la frontera con Afganistán en lucha contra el extremismo, y así hay que entender la ofensiva desarrollada por sus fuerzas armadas en los últimos meses, aunque no tenga mucha cabida en los noticiarios europeos.

De igual modo, la misión conserva su marchamo internacional. La lucha contra el terrorismo internacional es una responsabilidad compartida, como lo demuestra el rosario de atentados radicales islamistas en los últimos tres años. En este sentido España ha decidido contribuir con unos 250 soldados, los cuales ya estaban desplegados, y se demora temporalmente su repliegue. Esta participación deja a España en la cifra de los 1.000 soldados y un coste significativo teniendo en cuenta las dificultades económicas por las que pasa nuestro país. De cualquier modo, la respuesta de los aliados no se ha dejado esperar, bien a través de la OTAN bien como contribuciones de nacionales voluntarias.

El entusiasmo de los aliados puede fundamentarse en dos razones principales: la primera, existe una estrategia flexible de salida de Afganistán (lo cual no deja de ser un error, ya que si algo hemos aprendido de las insurgencias, es que el tiempo es su aliado); y segunda, Afganistán se responsabilizara de su gobierno y de las reformas internas necesarias, a pesar del “pucherazo” del Presidente Karzai en las elecciones de 2009.

Finalmente, que vamos a presenciar en los próximos meses. Aunque mi deseo fuera el contrario, no creo que se observe un cambio significativo en Afganistán. Es más, los 80-100 incidentes diarios de media se incrementaran. ¿Y se pueden preguntar porque de este incremento? Tristemente, las estadísticas nos dicen que a más presencia de fuerzas sobre el terreno, mayor número de incidentes. Pero no sólo habrá un mayor número de bajas entre los insurgentes, sino que es probable que el número de bajas civiles se incremente entre un 15-20 %. Este camino perjudica claramente a las fuerzas internacionales que enfrentan a un adversario complejo, en un terreno difícil, en una cultura que comenzamos a comprender , y que la presencia de fuerzas internacionales acaba generando bajas o desplazados de sus propios pueblos y regiones.

Un reto como ningún otro.

MRAP,s más pequeños. 22 septiembre, 2008

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , , , ,
1 comment so far

 

Me hago eco de los comentarios de “El Alijar” que apoya e impulsa que las FAS españolas sean dotadas con vehículos de alta protección, del tipo MRAP, fundamentalmente para su empleo en zonas de conflicto. Que hoy por hoy, lo son todas en las que hay FAS españolas desplegadas en el exterior.

 En este debate intelectual sobre su necesidad, por fin parece haber sido superado, y si no a las pruebas nos remitimos, ya que la compra y puesta en condiciones de ser enviados a zonas de conflicto se ha desarrollado con la máxima prioridad por parte del Ministerio de Defensa, conforme al marco legal español y las disponibilidades de vehículos en el mercado. Otros pueden opinar acerca del vehículo adquirido y los plazos para su puesta en estado de ser enviado a zona de operaciones, sin embargo, parecen olvidar que este mercado es complejo, reducido y los contratos (nos guste o no) deben ser resueltos conforme a Ley. Las compras tipo “vamos al kiosco a …”, las dejamos para los caramelos.

 Ahora que parece que estamos en situación de resolver un asunto pendiente, cabe reconsiderar, si en futuro a medio plazo, no conviene dotarse de MRAP,s más pequeños. Considerados estos vehículos como auténticos salvadores de vidas, y si no lean cualquiera de los análisis e informes del ejército estadounidense, existen diversas opciones para alcanzar una mejora en la protección de los vehículos que emplean nuestros soldados para patrullar, proteger, escoltar, hacer presencia, etc, etc.

 

Una de las opciones viene de la mano de Rafael que ha demostrado el éxito de sus blindajes y protecciones. Lo más interesante es la capacidad de adaptarse a cualquier vehículo. Todos sabemos del compromiso entre protección y movilidad, sin embargo, es posible conjugar sistemas de protección activa y pasiva, o combinaciones híbridas, que permita dotar a vehículos más pequeños de una mejorar sustancial de la protección, sin reducir sus capacidades. Nunca será una solución definitiva, ni tendrá las posibilidades de un MRAP concebido como tal, sino una opción de cubrir unas necesidades.

 Los actuales MRAP,s son grandes y pesados. La opción de conseguir un MRAP más pequeño estriba en cubrir las necesidades de las propias unidades desplegadas. Más manejables, más fáciles de transportar y menos personal en cada vehículo. En realidad, se habla de reducir su peso en dos toneladas por cada 18-20 Tm inciiales, con una clara mejora del rendimiento del motor, aire acondicionado, sistemas de comunicaciones, y sobre todo, completar la mejora de la protección de la tripulación, con una mejora sustancial en movilidad.

 Los esfuerzos estadounidenses al respecto son indiscutibles. En el último contrato de más de 15.000 vehículos tipo MRAP, se incluye 133 vehículos para pruebas balísticas, es decir, para romper y estudiar. 133 vehículos es un tercio de los que comprará España para sus fuerzas desplegadas en el exterior. Cabe considerar que sus estudios y análisis, al margen de intereses comerciales, estarán fundamentados, como lo están los del Ejército de Sudáfrica en el empleo del RG-31.

 Convendría pedirles la opinión.

Reflexionando sobre los MRAP,s 5 septiembre, 2008

Posted by lariosola in Actores no estatales, Conciencia de Defensa, Cultura de Defensa, Operaciones de Paz.
Tags: , , , , , , , , ,
add a comment

El reciente comunicado de la Ministra de Defensa de España que los primeros MRAP del modelo MLV de IVECO serán desplegados en las zonas de conflicto donde operan las fuerzas españolas, nos permite hacer una reflexión al hilo del fallecimiento de 10 soldados franceses en una emboscada el pasado 18 de agosto. De cualquier forma, bienvenidos sean.

 En esta época del año se suele degradar la situación en Afganistán, entramos en “temporada alta“, y creo sinceramente, que los tiempos en que las operaciones de paz en el exterior eran fáciles, se han terminado.

 Enviar militares al exterior comporta riesgos, que es necesario asumir. Cuando una nación recibe los féretros de sus caídos, es en ese momento, en el que la nación debe tomar conciencia de los riesgos a los que se enfrenta.

 La guerra contra una insurgencia armada, la guerra contra guerrillas es probablemente la más difícil. Lo era en el pasado siglo XX y en el XIX, más aún hoy, que las operaciones de información permiten difundir a todo el mundo noticias, que perjudican seriamente la labor de nuestras fuerzas.

 La guerra contra una insurgencia optimiza todo el potencial existente: movilidad y protección de los vehículos, capacidad de observación e inteligencia, cooperación activa con las fuerzas militares y de seguridad indígenas, etc. Aún así, la amenaza de un zarpazo en paises tan lejanos no parece afectar a la conciencia de nuestra propia seguridad, y es que hoy, la seguridad de nuestro país, se juega allí: Afganistán, Líbano, Chad, etc.

 La estrategia para poder salir de estas zonas de conflicto no es sólo militar, exige un enfoque completo e integral, con una componente política general muy amplia. Sin embargo, ahora que hemos recordado como se lucha contra una insurgencia, convienen no olvidar las imágenes que hemos visto de Georgia.

 Ante el temor de un péndulo, en el que las FAS nacionales tiendan a dotar de material, exclusivamente útil en “operaciones de paz“, es necesario recordar como las unidades y tanques rusos han tomando Georgia. Un ejército adiestrado en combates convencionales es capaz de adaptarse rápidamente a un ambiente irregular, al contrario, sólo encontraremos fracaso.

 El fracaso del ejército israelí en el verano del 2006, al no alcanzar los objetivos que se habían propuesto en su enfrentamiento militar con Hezbolá, se debió al largo período dedicado a la lucha contrainsurgente. Hezbolá, pese a la extendida definición como guerra híbrida, aplicó tácticas elementales de infantería, ágiles, pero imprecisas, empleando ametralladoras, morteros y misiles contracarro.

 El Reino Unido promovió un ejército policial imperial, tras la Primera Guerra Mundial. En 1940, fue derrotado conjuntamente con los franceses ante el impulso alemán. Hoy día, partes sustanciales de las fuerzas armadas, como puede ser la capacidad de defensa aérea, la artillería de costa o de campaña convencional, se cuestionan en pleno enfrentamiento con las operaciones cívico-militares, las operaciones de información o la elegancia de los medios UAV e ISTAR en combate.

 Conviene no olvidar que los combates son y serán, de polvo, grasa y barro. Es una maldición deleznable, pero es la nuestra.

No lo olvidemos.