jump to navigation

Los malabarismos estratégicos de Obama. 8 diciembre, 2009

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: , , ,
trackback

La semana pasada el Presidente Obama hizo una apuesta propia de un “hombre de estado”. La determinación de enviar 30.000 soldados a Afganistán no ha sido una sorpresa “estratégica”, aunque quizás muchos que se dicen de izquierdas se han quedado sorprendidos por la talla del reciente premio Nobel.

Como cabía esperar, los medios prácticamente se han concentrado en la magia de los números: 30,000 estadounidenses más; a los que hay que añadir 10.000 que les reclama a los países pertenecientes a la OTAN y a otros países que contribuyen con fuerzas. Finalmente, los medios se enfangaron en un juego de cifras, que ante los análisis previos quedan relativamente pobres.

¿Qué ha cambiado? ¿Por qué este juego de malabarismos? La contestación es simple: hay un cambio de estrategia, un cambio significativo; radical, si cabe.

Desde diciembre de 2009, existe una estrategia de salida definida de Afganistán. Para alcanzar este estado, es preciso enfocar el problema de forma más amplia. En primer lugar, Pakistán se convierte en un actor relevante e imprescindible en el control de la frontera con Afganistán en lucha contra el extremismo, y así hay que entender la ofensiva desarrollada por sus fuerzas armadas en los últimos meses, aunque no tenga mucha cabida en los noticiarios europeos.

De igual modo, la misión conserva su marchamo internacional. La lucha contra el terrorismo internacional es una responsabilidad compartida, como lo demuestra el rosario de atentados radicales islamistas en los últimos tres años. En este sentido España ha decidido contribuir con unos 250 soldados, los cuales ya estaban desplegados, y se demora temporalmente su repliegue. Esta participación deja a España en la cifra de los 1.000 soldados y un coste significativo teniendo en cuenta las dificultades económicas por las que pasa nuestro país. De cualquier modo, la respuesta de los aliados no se ha dejado esperar, bien a través de la OTAN bien como contribuciones de nacionales voluntarias.

El entusiasmo de los aliados puede fundamentarse en dos razones principales: la primera, existe una estrategia flexible de salida de Afganistán (lo cual no deja de ser un error, ya que si algo hemos aprendido de las insurgencias, es que el tiempo es su aliado); y segunda, Afganistán se responsabilizara de su gobierno y de las reformas internas necesarias, a pesar del “pucherazo” del Presidente Karzai en las elecciones de 2009.

Finalmente, que vamos a presenciar en los próximos meses. Aunque mi deseo fuera el contrario, no creo que se observe un cambio significativo en Afganistán. Es más, los 80-100 incidentes diarios de media se incrementaran. ¿Y se pueden preguntar porque de este incremento? Tristemente, las estadísticas nos dicen que a más presencia de fuerzas sobre el terreno, mayor número de incidentes. Pero no sólo habrá un mayor número de bajas entre los insurgentes, sino que es probable que el número de bajas civiles se incremente entre un 15-20 %. Este camino perjudica claramente a las fuerzas internacionales que enfrentan a un adversario complejo, en un terreno difícil, en una cultura que comenzamos a comprender , y que la presencia de fuerzas internacionales acaba generando bajas o desplazados de sus propios pueblos y regiones.

Un reto como ningún otro.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: