jump to navigation

Cuando el terror nace en casa. 2 noviembre, 2007

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
Tags: ,
trackback

inmigracion.jpg

Si alguien piensa que España era tal cual hace 200 años, está muy equivocado. Gracias a un sin número de circunstancias España se ha ido haciendo poco a poco.

Las naciones se construyen con las personas que habitan el territorio, unos propios, y otros ajenos. Esta pequeña España, en un pequeña Europa, de un pequeño mundo se ha enriquecido económica, cultural y socialmente con todos aquellos que con deseo de una vida mejor han echado los “restos” día a día.

Muchos movimientos migratorios tienen una profunda vertiente económica, incluido el viaje de Colón en la búsqueda de un camino más corto y menos peligroso hacia las Indias. Hoy, son personas de otras naciones con otras culturas y religiones los que vienen a España en la búsqueda de una vida mejor. Si tienen hijos en este país, probablemente nunca más regresen y se incorporarán al modo de vivir y sentir español, con las lógicas aportaciones y transferencias.

Hoy existen dos grandes áreas del mundo que exportan mano de obra en grandes cantidades: Africa subsahariana y el Sudeste asiatico (incluido, China). Es deseable tener una política exterior definida, no sólo en la Unión Europea, sino en lo que concierne a España.

Porque en España somos zona de llegada y de paso; “sanitizamos” y adaptamos las remesas que llegan a Europa desde el continente africano; nos convertimos en referente y tema de conversación en los pueblos más aislados y remotos del continente africano, y simplemente por ello, tenemos una responsabilidad. Si somos un pueblo que no se reproduce, y por lo tanto, condenados a envejecer, perecer y desaparecer, quizás la política de inmigración debería ser más generosa y amplia, y convertir a todos los que llegan en “españoles de pleno derecho” con DNI, número de la seguridad social, sanidad, colegios e impuestos. El trabajo y la familia es lo que más une a ser humano consigo mismo, con la tierra y con sus paisanos próximos.

Aunque parezca extraño, y económicamente difícil de sostener a primera vista, se alcanzaría un equilibrio entre las necesidades de esta sociedad española opulenta y aquellos desfavorecidos por la vida y la historia. Hoy, tenemos un serio problema de terrorismo con aquellos hijos de inmigrantes que no se consideran españoles, no se ven integrados y ante el primer traspiés de la vida se arrojan con facilidad en brazos de ideas y políticas radicales y extremistas. Un modelo es el de integración plena con control administrativo: el deseo de acceder a las ventajas (e inconvenientes) de nuestra sociedad exige el registro previo, y a partir de ahí, continuemos haciendo España, que es de todos.

Inmigración migration

Creo que el secreto es unir y sumar, más que separar y segregar. Hoy, podemos vender un sueño y es relativamente fácil acercarse a él, acariciarle y disfrutarlo. Seamos un poco inteligentes. Tengamos visión, y aceptemos el diluvio que viene.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: