jump to navigation

Repensando la protección de los vehículos de combate. SNATCH Landrover. 7 septiembre, 2007

Posted by lariosola in Conciencia de Defensa.
trackback

snatch_mk2_03.jpg

 Lo que es una buena idea en tiempos de paz, puede que no resulte adecuada en una zona de conflicto, una vez que el adversario decide golpear a una fuerza de desplegada. Los vehículos que disponemos en la actualidad en zonas de conflicto responden a otro tipo de guerra, en otra zona geográfica, con otras necesidades y especificaciones.

En realidad, lo que necesitan las fuerzas terrestres son vehículos que se adapten a la situación. Es decir, que puedan enfrentarse a un enemigo “militarmente operativo” en un modelo de combate de alta intensidad, que puedan desenvolverse en un combate urbano contra milicias o fuerzas irregulares, o que sean capaces de patrullar cientos de quilómetros en territorios en los que una fuerza insurgente es capaz de golpear furtivamente. Además, estos vehículos deben tener una vida de unos 30 años, por lo que su capacidad de adaptación de otros escenarios tácticos, actualmente improbables, es un requisito básico, que con certeza será necesario.

Una aproximación al diseño del “vehículo de combate ideal” consiste en determinar que posibilidades deben ser permanentes en el vehículo, y cuales, pueden ser añadidas conforme sea el supuesto táctico de despliegue.

La experiencia española en Iraq y Afganistán nos enseña que los disparos directos de RPG-7 sobre las zonas más desprotegidas de vehículo es una amenaza seria que pone a prueba el blindaje de los vehículos. Tradicionalmente se ha procurado dar una solución mediante la superposición de un blindaje adicional (pasivo o reactivo). Entre ambos modelos es técnicamente más sencillo, y políticamente más aceptable, un sistema defensivo, es decir, pasivo. Aunque la amenaza que suponen las explosiones procedentes de dispositivos improvisados (IED) y otros dispositivos situados a lo largo de las carreteras y caminos presenta un reto difícil de afrontar.

El modelo de guerra de la Guerra Fría desarrolló sistemas que redujo la protección contra las minas terrestres de todos los vehículos en general. Actualmente, es posible aumentar el blindaje lateral y superior, pero el blindaje inferior tiene escasas posibilidades, y es que un metro por debajo del suelo, es una zona totalmente controlada por los insurgentes, y no es viable una sobrelevación de los vehículos o un refuerzo del blindaje.

La respuesta dada por Estados Unidos, Reino Unido y Australia en el conflicto de Irak, muestran que es sencillo reforzar el blindaje para enfrentarse con amenazas convencionales procedentes de fuerzas ligeras, sin embargo, proteger a los ocupante de un vehículo contra las minas y los IED, es sencillamente mucho más costoso y complejo.

El método más efectivo para enfrentarse a las minas es distancia el suelo del vehículo del suelo, lo cual mantiene el casco del vehículo, la barcaza, relativamente protegida frente a grandes explosiones. Por el contrario, la silueta del vehículo se incrementa rápidamente (más fácil apuntale y a más distancia), se eleva el centro de gravedad (es más inestable), y se limita el tamaño del vehículo en su conjunto.

Los vehículos de combate de tamaño medio deberán incorporar soluciones tecnológicamente más avanzadas, del mismo modo que se asumieron los otros retos en la época de la guerra fría. Así que los próximos diseños, deberán atender a la amenaza de las grandes explosiones laterales o inferiores. Actualmente, existen ciertos desarrollos que podrían ser incorporados en los futuros vehículos y que aportarían mayor protección, sin comprometer ni la movilidad ni la flexibilidad de empleo, que se desea.

El camino más desarrollado son los blindajes compuestos que permiten sistemas de soldado tecnológicamente avanzados, cierto grado de automatización en la fabricación de las barcazas, un bajo nivel de corrosión de las aleaciones, y una resistencia balística adecuada para ambientes urbanos complejos.

El resurgimiento del acero en la construcción del casco se debe a la flexibilidad del material para adoptar formas complejas, así como una mayor seguridad en las partes soldadas, y gran resistencia cuando se portan grandes cargas, defectos que las aleaciones de aluminio no soslayan, a pesar de la evolución tecnológica de la nuevas amalgamas.

Los vehículos de combate actuales se benefician del empleo de sistemas de soldado que permiten una rápida construcción, y la seguridad de que las zonas soldadas tienen el mismo nivel de resistencia que las planchas enteras de donde se obtienen las diversas piezas a ensamblar. Un ejemplo de vehículo ligero capaz de sobrevivir con éxito en zonas de conflicto asimétrico, es el SNATCH británico. Aquí un enlace del Ministerio de Defensa UK sobre el vehículo.

snatch_1.gif

En este sentido, cabe señalar la “visión” de las fuerzas armadas sudafricanas, que a pesar de los “vetustos”, grandes y, aparentemente, poco ágiles, fabricaron los primeros vehículos resistentes a la acción de minas terrestres (MRAP). Aquí dejamos un informe norteamericano que ya comentaremos.

Comentarios»

1. EL ALIJAR - 7 septiembre, 2007

Creo que las quillas de las barcazas en V ayudan también mucho.

Ver este detalle en foto de Cougar destrozado en: http://elalijar.blogspot.com/2007/09/dos-pasos-adelante-y-uno-atrs.html.

No se debe tampoco olvidar lo dicho por El Tirador en:
http://eltiradorsolitario.blogspot.com/2007/09/nuevos-vehculos-de-patrulla-para-el.html
ni lo que se afirma sobre el SNATCH en :
http://defenceoftherealm.blogspot.com/2007/09/avoidable-and-culpable-deaths.html

Desde luego es un asunto que requiere pensar con cautela, pero cautela no significa parsimonia.

Un saludo.

2. EL ALIJAR - 7 septiembre, 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: