jump to navigation

Misiones militares sin operaciones de combate. 29 agosto, 2007

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
trackback

espana-bandera.jpg 

Hoy día, en España, las Fuerzas Armadas tienen dos misiones fundamentales, que a todos agradan y a nadie molesta, que son: las misiones de paz y las misiones de apoyo a autoridades civiles.

Sobre estas últimas, la creación de la Unidad Militar de Emergencias ha venido a cubrir un espacio largamente reclamando por la Dirección General de Protección Civil, que está enmarcada dentro del “Ministerio del Interior“, y que desde la creación del Sistema de Protección Civil en España, y con la descentralización autonómica, se necesitaban unos medios materiales y personales capaces de actuar en todo el territorio nacional bajo dirección estatal, bien como refuerzo, bien como elemnto coordinador de los esfuerzos de más de una comunidad autónoma. Finalmente, el Presidente Rodríguez Zapatero decidió la creación de un aunidad militar que, con amplios poderes, pudiera cubrir dicho espacio, a pesar del serio quebranto a la cobertura del resto de los ejércitos, fundamnetalemente del Ejército de Tierra. Y como sucede con estos anuncios valientes, entre “la primera piedra” y la “capacidad operativa final” pasan varios años, con lo que el esplendor inicial se difumina en el tiempo, y se emborrona ante la pregunta de los medios de la rentabilidad de una unidad de estas características (personal al 95%, cursos de formación, nuevo material dotación, 19 helicopteros, más hidroaviones, etc.).

La verdad es que es un entretenimiento más de los medios de comunicación, que hasta ahora no se han hecho las preguntas clave: si las 5.000 personas (más o menos) se han sustraido de las FAs, o son nuevas incorporaciones; si los medios contra-incendios estarán ocho meses parados y cuatro de actividad; si las dificultades de empleo de la unidad debido a problemas burocráticos y políticos acabará convirtiendo a esta unidad en una unidad militar despleglable en misiones internacionales para ayuda humanitaria y en catastrofes naturales, etc. Y es más, como ha afectado esto a la operatividad de las fuerzas armadas: los presupuestos son extraordinarios o compartidos con el resto de las FAS; la moral del personal se ha visto afectada como a los “bomberos militares” les pagan más que al resto de “militares a secas”; si los medios (helicopteros, aviones, vehículos, infraestructuras básicas, etc) que se han adquirido suponen una merma, o demora en los planes de modernización del resto de unidades militares.

Pero, creo, que la opinión pública española está contenta, o a menos, no es una preocupación que sus FAS (que nuestro dinero nos cuestan) se están dedicando a otras labores que no parece que sean las suyas fundamentales, y eso, ¿cómo nos afectará en el futuro?. No lo sé, pero parece que se aprecia la tendencia a rehuir las situaciones más espinosas más impedir que nos afecte: política de avestruz. Cuando el terrorismo internacional radical (islamista), la revuelta en los barrios perifericos de las ciudades (como en Paris) y el equilibrio de alianzas cambie, quizás ya sea tarde para una cambio o evolución natural con los tiempos, exijirá una “revolución” costosísima en personas, medios y procedimentos. Es un fracaso anunciado.

En este sentido, parece escribir Rafael Bardají para GEES, que invita a una revisión del concepto de misiones de paz, que políticamente se vende a la opinión pública como “unas largas vacaciones en un lugar alejado y desolado por una guerra donde unos militares reparten pan, paz y amor”. Y no es que los militares sean unos neuróticos, pero en en sus manuales y procedimientos, siempre se han contamplado operaciones de combate en una misión de paz. Y es que este mundo no está lleno de almas bondadosas y caritativas que aceptan que otros (comunidad internacional) se despliegue en su territorio o patria y les impongan una paz que, quizás, no desean alcanzar en ese momento.

Lamentablemente, el sistema español de “buen rollito”, poca agresividad, poca protección, poca respuesta decisiva, en ocasiones nos ha pasado un tributo de sangre, que nadie hubiera deseado. Algunos no estan de acuerdo con las palabras de Bardají en cuanto a que la amenaza es “SISTEMATICAMENTE” rebajada a la opinión pública, sino ocultada; y al final acabamos discutiendo si el avión cumplía los requisitos (YAK-42), si los vehículos llevaban inhibidores (Líbano, verano 2007), si los vehículos tienen protección adecuada (curiosamente nadie habla del un armamento del vehículo: obsoleto y no estabilizado), si los helicopteros vuelan sin contramedidas y carentes de sistemas defensivos, etc.

Definitivamente, y como dijo otro, sólo las Fuerzas Armadas estatales ( y ahora parece que algunas empresas de servicios militares) son organizaciones capaces de establecerse allí, donde el caos reina. Sólo queda conocerlo, interiorizarlo y reconocerlo.

Comentarios»

1. EL ALIJAR - 30 agosto, 2007

Coincido en mucho de lo dicho. Pero no en todo.
Hablemos de cómo mejorar nuestras fuerzas frente a las amenazas que tendremos que afrontar, pero siempre desde el conocimiento estricto de los hechos, sin deformaciones tendenciosas de lo que ha ocurrido en este país durante los últimos 15 años; no olvidemos lo que han hecho reiteradamente las sucesivas administraciones-oposiciones. Las conclusiones a las que lleguemos pueden ser distintas pero al menos basadas en hechos reales.
La defensa activa de un vehículo es importante, pero ante la amenaza insurgente es secundaria. Los IED,s y las emboscadas relámpago son la primera amenaza de nuestra stropas en Afaganistán y El Líbano (los hechos son indeformables en este sentido, sólo hace falta comprobar la lista de bajas recientes). Nuestro vehículo BMR están obsoleto en este asunto y en otros también. Y no somos capaces de sostener operaciones en las que se utilicen medios acorazados/mecanizados por falta, principalmente, de tripulaciones instruidas para hacer relevos.
Pues bien, tendremos que pensar qué hacer. O instruimos a todo nuestro Ejército en PIZARROS (incluyendo a las fuerzas ligeras, es decir más medio Ejército) o empezamos a plantearnos sustituir el vehículo que ha soportado todas las misiones hasta ahora (fuerzas ligeras y pesadas incluidas) como ya se había planeado hace más de diez años (http://elalijar.blogspot.com/2007/08/nuestra-accin-exterior-en-frica.html)
Para ejemplo un botón: http://eureferendum.blogspot.com/2007/08/imagine-this-was-snatch.html
Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: