jump to navigation

Misiones de las Fuerzas Armadas. 7 agosto, 2007

Posted by lariosola in Cultura de Defensa.
trackback

ministerio_sdgri.jpgespana-bandera.jpg

  Las misiones de operaciones de paz, las nuevas misiones de ayuda humanitaria y de colaboración con autoridades civiles en apoyo de la población de España (como son las desempeñadas por al Unidad Militar de Emergencias, y en apoyo de las autoridades locales de Barcelona en el apagón del verano de 2007) se caracterizan por la ausencia de la necesidad de combatir.Existen recelos al empleo de las Fuerzas Armadas en misiones de estas características. El sistema de protección civil (estatal, autonomico y local) frente a la UME; las organizaciones no gubernamentales y grupos “pacifistas” con el despliegue de unidades militares en operaciones de la paz o de socorro humanitario como son los casos de grandes catástrofes.

 Parece claro que los ejércitos, por su formación, instrucción y adiestramiento, deberían atender a misiones más propias de su condición de fuerza de los Estados, misiones dirigidas a proporcionar seguridad en los niveles que le correspondan (militar, política, económico….) sin por ello desaparecer el apoyo humanitario que sería realizado por personal civil, protegido por la labor de las fuerzas armadas.      

Se ha producido un triunfo de las sociedades que han sido capaces de emplear las Fuerzas Armadas en misiones que no son las genuinas que le corresponden. La idea originaria para la creación y existencia de los ejércitos es la de constituir los elementos de fuerza necesarios para que los Estados, o las alianzas entre Estados, puedan emplear el uso de la fuerza para  la defensa de sus derechos e intereses.

Ante la tendencia lógica y generalizada de que nadie desea la guerra, sin embargo es generalmente aceptada, cuando se vincula a la supervivencia nacional o regional. Las grandes guerras del siglo XX suponían una movilización total de la población para luchar contra el enemigo; el Estado estaba mayoritariamente apoyado por la población. Ahora, en el siglo XXI se movilizan los militares profesionales como fuerza del Estado en la participación de conflictos; a la población que se mantiene en sus hogares, sin movilizarse, se le pregunta su opinión sobre la intervención de su país en dichos conflictos y no tiene por qué apoyarlos, ni estar de acuerdo con la participación de su país.

La sociedad actual sigue unos derroteros en los que la valoración del poder y cultura militar, como medio para resolver conflictos, está diminuyendo en beneficio del poder económico como medida de presión para alcanzar los objetivos que antes se conseguían por el empleo de la fuerza.

La opinión pública distingue perfectamente entre las intervenciones por interés nacional o estratégico y las intervenciones por razones humanitarias y de mantenimiento de la paz, estando más de acuerdo con las primeras, en términos generales. Sin embargo, dado que los resultados en las últimas intervenciones no están siendo los esperados, la opinión pública  muestra su desencanto ante las intervenciones de las fuerzas armadas en misiones de paz y ayuda humanitaria.

Esto puede originar que las sociedades occidentales reclamen que las fuerzas armadas vuelvan a ser empleadas en misiones, no tanto de ayuda humanitaria, como de combate. Además, el empleo de los ejércitos en este último tipo de misiones seguramente requeriría un consenso mayor entre las fuerzas políticas y sociales del país,  ya que se ha comprobado que la sociedad sólo está dispuesta a consentir un número de bajas proporcional al tipo de misión de combate que se trate y de los retornos que se perciban recibir.

Comentarios»

1. david - 10 agosto, 2007

Yo creo que a la sociedad hay que explicarle claramente qué estamos haciendo en cada caso porque las diferencias son apreciables. Si todos nos ciñésemos a un lenguaje común sería más fácil, muchas veces la confusión la creamos nosotros mismos.
Interesante trabajo este blog.
Por si vale de algo le envío una entrada que hice algún tiempo en el mio y que intenta aclarar desde un punto de vista doctrinal, en la actualidad, lo que hacemos por el mundo.
Un saludo.
http://elalijar.blogspot.com/2007/06/misiones-de-paz-u-operaciones-blicas.html

2. Berni - 21 agosto, 2007

Estoy de acuerdo con que las misiones que desempeñan las FAS no se explican adecuadamente a los electores, precisamente por eso; para que sigan siendo electores. Se deberían explicar las acciones que van a realizar las Unidades militares españolas, detallandolas en un correcto castellano y no en conceptos traducidos del inglés y todo bajo el paraguas de “operaciones humanitarias”.

Me parece un gran trabajo el de este Blog

Gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: