jump to navigation

Crisis de conciencia. 6 junio, 2007

Posted by lariosola in Conciencia de Defensa.
trackback

  La crisis actual en el modelo de conciencia de defensa, es una crisis anunciada. El ejército del futuro que Janowitz preconizó hace ya más de cuarenta años, puede ser una alternativa a esta crisis, que no es coyuntural sino estructural. Es una crisis que afecta a todas las sociedades avanzadas y a sus Fuerzas Armadas, particularmente.

Esta crisis es producto del desarrollo tecnológico y del desarrollo social de las comunidades más avanzadas y repercute por igual en todos los estratos sociales.  Las Fuerzas Armadas disponen de un menor acceso a recursos humanos capacitados educativamente, y proporcionalmente dispondrán de menos recursos materiales y económicos.

El modelo actual de Fuerzas Armadas  ya no sirve, ha sido operativo en la  era industrial; en la nueva era, la Era de la Información ya no; tienen que adaptarse a los nuevos cambios. El gran avance tecnológico experimentado en la  industria del armamento exige de unos conocimientos y habilidades muy específicos y cualificados. El militar del futuro, el de hoy, debe estar preparado en cuanto a formación técnica pero también debe encarar el futuro sin miedo, sin complejos, sabedores de los ideales y valores que deben  defender.

Los militares, deberán acometer cambios profundos dentro de su organización y también cambios que afectarán a su imagen y su nueva relación con la sociedad, ya lo decía, también, Janowitz.

El ejército como institución, debe defender unos valores que si hoy pareciese que algunos de ellos están olvidados, obsoletos, a veces confundidos y mal interpretados, debe reconocerse que conforman la riqueza de un pueblo, de un país, de una nación. Estos valores, llevados a su más alto grado de dignidad,  pueden llegar a ser un reclamo para los jóvenes que hartos de tanta simplicidad y vanidad buscan otros valores que puedan dar un sentido a sus vidas. Fomentar no con la palabra sólo, sino también con el ejemplo,  esos valores, esos ideales y esos principios pueden llegar a ser, seguro que lo serán, uno de los reclamos de la sociedad, donde pueda verse reflejada. Las Reales Ordenanzas  recogen algunos de estos principios. “Antes de que existiesen Ejércitos y Armadas permanentes, los Reyes españoles sintieron la necesidad de regular orgánicamente el servicio de huestes y tripulaciones y dictaron para ello normas generales que estuvieron fundamentadas, respeto a la dignidad del hombre, la mutua lealtad, entre mandos y subordinados, a la exaltación de su honor y el reconocimiento de sus derechos individuales.”

Nos queda por ver qué puede y debe hacer el ciudadano en todo esto. La sociedad española no puede ni debe eludir su responsabilidad con la defensa, omitir este deber, darle la espalda a esa responsabilidad, tendría consecuencias fatales en el futuro. Los ciudadanos deben elegir.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: